• La exposición ‘La isla sumergida’, de Javier Reyes, se inaugura en la Casa de los Coroneles

    La Casa de los Coroneles, en La Oliva (Fuerteventura), acoge desde mañana viernes, 25 de marzo, la exposición ‘La isla sumergida’, del fotógrafo lanzaroteño Javier Reyes, que muestra muchos de sus trabajos realizados durante el pasado siglo en su isla natal, Lanzarote, especialmente en el periodo comprendido entre la posguerra española y la década de los setenta. Este proyecto expositivo es fruto de la colaboración entre la Viceconsejería de Cultura del Gobierno de Canarias y de los Centros de Arte, Cultura y Turismo del Cabildo de Lanzarote. Se inaugurará mañana a las 19.30 horas y podrá visitarse hasta el 5 de junio.

    ‘La isla sumergida’ reúne un importante número de obras extraídas de entre los miles de negativos que el autor conservaba y que por vez primera pueden ser disfrutadas en su conjunto de manera extensa. El trabajo realizado por Reyes durante más de dos décadas en Lanzarote es una colección de gran valor documental que recoge el retrato de una población rural aislada con la mirada de quien participa de esa realidad.

    Javier Reyes (Haría, 1926) se inició en la práctica profesional de la fotografía a los 18 años de forma casual, preparando más tarde en un rincón de su casa de Haría -donde aún reside- un modesto estudio con escasos recursos técnicos, por donde pasó prácticamente toda la población del norte de la isla, que en ese momento contaba con 5.000 habitantes. Entre 1943 y 1972 Javier Reyes practicó el retrato de forma autodidacta y fotografió escenas de la vida cotidiana a través de diferentes acontecimientos y actividades sociales, las fiestas, los bailes, los encuentros de amigos, las excursiones por mar, las ceremonias religiosas, las visitas ilustres o los deportes.

    Las imágenes de esta exposición surgen en un contexto histórico de posguerra agudizado por el aislamiento exterior que padece Lanzarote, a lo que se suman unas pésimas condiciones de transporte -hasta los años 60 sólo funcionaban dos barcos de vapor semanales que enlazaban con Gran Canaria y el aeropuerto empezó a funcionar regularmente- y las inexistentes telecomunicaciones -el teléfono llegó de forma masiva en los 70-.

    ‘La isla sumergida’, comisariada por Mario Ferrer (historiador y periodista) y Gerson Díaz (fotógrafo), además de mostrarnos la mirada de un creador que nos ofrece un mundo de imágenes de gran belleza, supone también un trabajo de documentación histórica, iniciado a través del portal web www.memoriadelanzarote.com, del Centro de Datos del Cabildo de Lanzarote, en cuyo equipo se integran sus comisarios, el historiador y periodista Mario Ferrer y el fotógrafo Gerson Díaz.

    Con proyectos como ‘La isla sumergida’ se responde al objetivo del Gobierno de Canarias de recuperar y preservar el patrimonio histórico-artístico de las Islas, así como de hacer partícipe de ello a la ciudadanía. El proyecto, además, está integrado en la programación de exposiciones itinerantes de 2011 y, tras su exhibición en Fuerteventura, viajará a La Palma y Tenerife, donde también podrá disfrutarse del legado de una figura de la fotografía isleña, fundamental para futuros estudios sobre el pasado del Archipiélago.

    Además, el proyecto recoge también la edición de postales, con textos de artistas, periodistas y escritores de la Isla, y un catálogo donde Mario Ferrer, quien además se ha ocupado de digitalizar esta colección de negativos, escribe: «Mientras avanzábamos en el proceso de escaneo y documentación, un lugar, un tiempo y una forma de vivir se iban definiendo con más precisión. (¿) Hasta que finalmente fuimos conscientes de que no era simplemente una gran recopilación de fotografías antiguas lo que estábamos rescatando, sino una isla entera».

    La exposición permanecerá abierta en La Casa de los Coroneles hasta el 5 de junio de 2011 en horario de 10.00 a 18.00 horas, de martes a domingo (lunes y festivo cerrado).

http://lacasadeloscoroneles.org/cnts/themes/loscoroneles